Foto decoración

Iluminación de alta eficiencia

Nuestro sistema de iluminación

En sistemas de iluminación la tecnología LED no tiene competidor

La tecnología LED (Light Emiting Diode) es la tecnología de iluminación del futuro. Un LED es un diodo de material semiconductor que emite luz al aplicar una tensión eléctrica. El color de la luz que emite depende del material utilizado en su fabricación y de la cantidad de fósforo depositado en el mismo.

La tecnología LED apareció en los años 70 pero hasta mediados de los 90 no empezó a ser representativa para la iluminación. Desde entonces su evolución y mejora de prestaciones en cuanto a eficiencia ha superado la mayoría de tecnologías de iluminación existentes, siendo hoy un referente en lo que a sistemas de iluminación se refiere.

Gráfico eficiencia iluminación

Evolución de las diferentes tecnologías de iluminación comparándolas por su eficiencia en la relación entre lúmenes emitidos y vatios consumidos (lm/w).

Principales beneficios de la tecnología LED de alta eficiencia

Bajo consumo eléctrico
Gran parte del consumo eléctrico de una instalación se destina a la iluminación. La sustitución de luminarias tradicionales por tecnología LED y su automatización supone un ahorro en consumo que puede llegar a ser de hasta el 80%, incrementando además el nivel de luminosidad de la instalación. Y es que un LED puede convertir casi toda la energía usada en luz (hasta el 90%) y su rendimiento se traduce en una muy alta eficacia luminosa.
Ahorro en mantenimiento gracias a su vida útil
Las luminarias industriales están ubicadas en altura, su mantenimiento puede implicar el uso de grúas o elevadores con un coste muy alto, además bloquean la zona iluminada durante los mantenimientos, lo que se traduce en costes directos e indirectos muy elevados. Los luminarias de LEDs de alta eficiencia con una vida útil muy elevada hacen que los costes de mantenimiento se reduzcan un 75% respecto a la utilización de lámparas de descarga como pueden ser Vapor de Mercurio, Halogenuros Metálicos o Vapor de Sodio.
Arranque instantáneo
Con lámparas de descarga la puesta en marcha requiere unos 5 minutos hasta que la bombilla llega a la temperatura de trabajo, con LEDs la puesta en marcha es instantánea. Esto también es importante en caso de cortes en el suministro eléctrico o en caso de control mediante sensores de presencia.
alta eficiencia lumínica
Con tecnología de lámpara de descarga una gran parte de luz se pierde en los reflejos que se emiten en direcciones no deseadas. Con los LEDs y un diseño adecuado toda la luz generada es aprovechada para iluminar eficientemente.
Disponible en blanco y multicolor
Los LEDs permiten elegir entre diferentes temperaturas de color según su aplicación, asimismo disponen de un Indice de Reproducción Cromática (IRC) más elevado que con tecnologías de descarga, lo que permite visualizar los colores de los elementos iluminados de forma más real. Además no se emite luz Infrarroja (IR) ni ultravioleta (UV). Esto hace que la luz emitida no caliente los elementos iluminados y no los degrade debido a rayos ultravioletas.
Elevada vida útil
La vida de LED de alta eficiencia es de cómo mínimo 50.000 horas, 50 veces más que las lámparas incandescentes. (Al menos el 70% de la luz inicial se mantiene después de 50.000 horas de funcionamiento)
Comparativa de vida útil de diferentes tipos de lámparas
Lámpara Vida útil (horas)
LED 50.000
Fluorescente 16.000
Sodio alta presión 14.000
Halogenuros metálicos 8.000
Halógena 2.000
Incandescente 1.000
Respetuoso con el medio ambiente
La tecnología LED es sumamente respetuosa con el medio ambiente, siendo la más ecológica de todas las fuentes de luz al no contener componentes contaminantes como el plomo o el mercurio.

Soluciones en iluminación calidad Geoki

Solicite información sin ningún compromiso